El pasado 28 de Noviembre se publicó en el BOE la Ley 26/2014 por la que se modifica la Ley 35/2006 de IRPF que se enmarca dentro de la Reforma Fiscal. 

Una de las novedades más notables afecta a las actividades económicas en estimación objetiva (MÓDULOS). Se limita el acceso, pero no se elimina el sistema. 

Para 2015 y 2016 cambian los umbrales cuantitativos que determinan su aplicación, y muchas empresas quedarán excluidas del mismo, pasando a tributar en estimación directa.

Los empresarios no podrán aplicar reste método cuando el volumen de rendimientos íntegros del año anterior (tomaremos el 2014) sume (excepto agrícolas, ganaderas y forestales), para el conjunto de actividades económicas, más de 150.000€ (ahora 450.000€), computándose todas las operaciones, tengan o no que emitir factura. Además, también se expulsa del Régimen al empresario que supere el año anterior los 75.000€ de rendimientos íntegros por operaciones realizadas con empresarios profesionales en las que esté obligado a emitir factura. 

En el caso de actividades agrícolas, ganaderas y forestales el importe de ingresos será de 250.000€ (ahora 300.000€). El volumen de compras en bienes y servicios en el ejercicio anterior no podrá superar 150.000€ (ahora 300.000€).

 Para este 2015, tendremos que tener en cuenta los límites anteriores y algunas empresas que hasta ahora tributaban por módulos, ya no podrán hacerlo. 

Además para el año 2016, salvo cambios, se establecerán en la Orden Ministerial, las actividades que no podrán aplicar el Régimen de Módulos, por lo tanto aún quedarán más actividades excluidas.